El 19 de abril de 1810 lo que comenzó como un movimiento autonomista por parte del Cabildo de Caracas, pero que guardaba fidelidad al rey Fernando VII; en 1811 superó el ámbito de la Provincia de Caracas al sumarse otras provincias e implicó la ruptura definitiva con el nexo colonial español.

El 2 de marzo de 1811 se instaló el primer Congreso de Venezuela, con la representación de las Provincias de Caracas, Cumaná, Barinas, Margarita, Mérida, Barcelona y Trujillo. Estas siete provincias que formaban la “Confederación Americana de Venezuela en el Continente Meridional”

A medida que se fueron desarrollando las sesiones del Congreso, la idea de la Independencia fue ganando fuerza. Muchos diputados la apoyaron con apasionados alegatos, otros con argumentos históricos, favorables a la idea de la Independencia absoluta.

En la mañana del 5 de julio continúo el debate en el Congreso, y a comienzos de la tarde se procede a la votación; hecho el recuento de los votos, el presidente del Congreso Juan Antonio Rodríguez Domínguez, anunció que quedaba proclamada la Independencia absoluta de Venezuela. Ese mismo día se celebró otra sesión, en la que se acordó redactar un documento, cuya elaboración fue encomendada al diputado Juan Germán Roscio y al secretario del Congreso, Francisco Isnardi. En este documento debían aparecer los motivos y causas que produjeron la Declaración de la Independencia

El Acta fue aprobada el día 7 de julio por todos los diputados, con la sola excepción del padre Fernando Vicente Maya, diputado por La Grita. Poco a poco la fueron firmando los representantes, pasada al libro de Actas del Congreso el 17 de agosto, hasta que el 18 de ese mes estamparon las últimas firmas. El Libro de Actas original del primer Congreso de Venezuela que contiene la Declaración se encuentra en el Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo, en Caracas.