Prensa MPPC (25/07/2018) En el marco de la IX edición de la Feria del Libro de Caracas (Filcar) este miércoles 25 de julio fue bautizado en los espacios del Parque Los Caobos el libro Los Amos del Valle (1979), obra literaria escrita por el médico psiquiatra venezolano Francisco Herrera Luque (1927-1991) y editada por Monte Ávila Editores.

 

 

La actividad fue encabezada por el periodista y vicepresidente de la Fundación Francisco Herrera Luque, Alfredo Schael, quien afirmó que este libro constituye una de las mejores interpretaciones de los aspectos esenciales de la vida del caraqueño, desde la fundación de la ciudad capital en 1567 hasta el nacimiento del Libertador Simón Bolívar en 1783.

De acuerdo con Schael, la publicación de esta obra generó polémica y contrariedades para su autor, pues en ella Luque estableció una dura crítica a la sociedad venezolana y “desmontó con persistencia la historia oficial” contada por las clases dominantes.

“No pocas contrariedades le trajo la puesta en circulación de esta obra, pues para algunos fue muy violento contra la gente de su misma estirpe social como contra el resto de la sociedad en la que sus antepasados se desenvolvieron. De la constante denuncia, a veces sutil y otras veces directa, de la arbitraria relación de la escalonada sociedad colonial, Herrera Luque se ganó un sitial de honor en los lectores”, enfatizó.

 

 

Por su parte, el filósofo y poeta Juan Antonio Calzadilla aseguró que Los Amos del Valle representa un claro ejemplo de la construcción novedosa de la literatura venezolana, pues mezcla en su discurso, de forma majestuosa, dos corrientes antagónicas: la analítica-científica y la fabulación.

Asimismo, resaltó que la psicopatología y la genealogía constituyen el bagaje epistemológico con el cual el autor se enfrentó a un estudio para desmitificar la historia venezolana, ya que no solo muestra un análisis y estudio psicológico del comportamiento de la población, sino que también reflexiona en torno a la ascendencia y descendencia de los caraqueños como mecanismo para “desmontar las alturas en las que se encumbran los dominantes”.

 

 

Al respecto, el historiador Alexander Torres afirmó que con esta obra Francisco Herrera Luque se convirtió en pionero de la llamada historia insurgente, pues visibilizó a los sectores de la sociedad que siempre fueron excluidos, como los negros, los indígenas y las mujeres.

“Se adelantó 40 años a una de las discusiones más interesantes, a la idea de la otra historia, la historia de lo que no aparece en los libros, del otro que no aparece en los anales de la gran historia monumental pero que en el fondo es el hacedor de la historia”, precisó.

Al respecto, calificó a Luque como un vengador que rompió los paradigmas de la ficción y la historia y que utilizó su discurso para elevar duras críticas a una sociedad llena de discriminación, etnorracismo, autodesprecio y vergüenza étnica.

 

 

“Ser un vengador de la sociedad es inclusive ir a contracorriente de tu propia clase (…) Nos enseñaron el etnorracismo, el autodesprecio, la vergüenza étnica y lo que dice Herrera Luque es que por muy blanco que seas, por muy apellido que tengas, por muy amo del Valle que seas, tienes un negro pasado, que tiene las claves de tus propias contradicciones”, subrayó.

Asimismo, destacó que en las páginas de este libro se encierra “la clave para entender la radiografía del pensamiento de la derecha, una visión que niega y que mutila al otro”, así como una burla del perfil del caraqueño vivo, que ve “la viveza como una característica positiva cuando en el fondo es absolutamente despreciable”.

 

 

F: Prensa Maelca

T: Prensa MPPC

Cortesía: Mincultura.gob.ve