La salvación del periodismo requiere tiempo, paciencia, y que se consoliden los cambios en el país.

El pasado sábado bautizamos, en la Sala Hugo Chávez de la Feria del Libro de Caracas, una de las más recientes obras del profesor Díaz Rangel: Periodismo, Medios y Comunicación. Fue un encuentro en el que además le rendimos un homenaje y sirvió para juntar a colegas opositores y chavistas. Fue muy cálido y hermoso el agasajo. Allí el ministro de la Cultura Ernesto Villegas habló de medir la popularidad del profe, como cariñosamente suelo decirle, pues la sala se quedó pequeña para albergar a todos los que nos dimos cita ese día. Maryclein Stelling fue la presentadora. Ella definió a Díaz Rangel como un adalid de la ética en el periodismo venezolano. Eleazar es un profundo conocedor, intérprete y narrador de la historia del periodismo y del país, dijeron. Es formador y ejemplo para varias generaciones de periodistas y con sus décadas de trayectoria muy bien llevadas, tanto en el periodismo como en la política, anda un poco triste por algunas adversidades. Tener a Eleazar Díaz Rangel en nuestras filas es un orgullo para todos. Felicidades, profe.

LEER MÁS