Celebrar al poeta, acercarnos a su obra, esos fueron los objetivos propuestos por diversas instituciones que hacen vida en el Ministerio del Poder Popular para la Cultura y la Embajada de Ecuador en nuestro país, para la realización de dos sentidas actividades cargadas de respeto y admiración por César Dávila Andrade, escritor nacido en Cuenca – Ecuador, quien realizó en nuestro país parte de su destacado trabajo literario que deja como legado para toda la cultura latinoamericana.

La primera de esas actividades fue la inauguración de la exposición “César Dávila Andrade: Fakir de los Andes” en los espacios de la biblioteca nacional, la cual es una muestra de material fotográfico, hemerográfico y bibliográfico que da cuenta de la trayectoria del homenajeado. Contó con la presencia de Ignacio Barreto, director general de la Biblioteca Nacional; José Gregorio Vásquez, poeta venezolano; Elizabeth Méndez, encargada de Negocios a. i. del Ecuador en Venezuela; Raúl Cazal, presidente del Centro Nacional del libro, así como del cuerpo diplomático de Ecuador y destacados escritores nacionales. Dicha exposición estará abierta al público  hasta el 4 noviembre del presente año, en la sala “Leoncio Martínez” de la Hemeroteca Nacional.

 

La segunda actividad fue el conversatorio: “Una mirada retrospectiva sobre la poesía ecuatoriana y César Dávila Andrade” que tuvo lugar en los espacios de la biblioteca del Centro de Estudios Rómulo Gallegos (Celarg) una oportunidad para recordar -a través de proyecciones y la participación de prominentes invitados- la vida del “Fakir” y la trascendencia de su obra.

Roberto Hernández Montoya, presidente del Celarg, fue el encargado de dar apertura al evento, tiempo que aprovechó para destacar la vocación surrealista del autor, además de una “rara virtud, un raro talento para poner adjetivos, que solo se lo he visto a Jorge Luis Borges” apuntó Montoya a quien fue hecha entrega cuatro obras por parte del personal diplomático de la embajada del Ecuador, para enriquecer el acervo cultural del centro de estudios que preside.

Por su parte el destacado poeta y crítico de arte, Juan Calzadilla aprovechó su presentación para contextualizar el entorno del poeta donde desarrolló su obra, además de referirse la disputa entre Ecuador y Venezuela por la pertenencia del poeta, hecho que llamó a dejar atrás porque en su opinión “Dávila Andrade es continental”. Así mismo destacó la “belleza” del lenguaje utilizado por el oriundo de Cuenca el cual lo llevó a estar a la par de otros trascendentes poetas ecuatorianos de la talla de José Enrique Adoum.

A esta onda reflexiva se sumó la proyección del documental Muerte del poeta. Imagen: César Dávila Andrade, el cual aportó aspectos biográficos y una semblanza hecha por autores que le conocieron.

Luego fue turno para Eduardo Encalada, quien además de ser exrepresentante diplomático del Ecuador en nuestro país, comparte el mismo lugar de nacimiento de Dávila Andrade, por ende expresó el agrado de compartir la poesía de su ciudad natal, al tiempo que definió la poesía de dicho autor como “la fuerza de la expresión humana elevada al excelso”.

Seguidamente el también poeta, William Osuna, compartió sus impresiones sobre el trabajo del “Fakir”,  en el cual este autor le está hablando al lector de poesía, no al crítico de poesía.

“La poesía de César Dávila Andrade es esplendorosa, va más allá de la circunstancia” afirmó.

Por último, el también poeta Edmundo Aray,  recitó de forma emotiva poemas de una obra escrita por él, dedicada a Dávila Andrade, para luego proyectar un documental del cual fue director y que busca brindar un homenaje a quien en vida fue uno de sus colaboradores y amigos.

Para culminar con la actividad, se bautizó el libro “Abandonados en la tierra” obra catalogada por José Gregorio Vásquez, catedrático e investigador de la obra de Dávila Andrade, como “una bella edición” a través de la cual, Monte Ávila Editores Latinoamericana, se une al homenaje por el centenario del nacimiento del poeta y consolida los lazos de fraternidad con otras instituciones culturales y la hermana República del Ecuador.